Como resultado del despliegue táctico y de inteligencia que se mantiene en el Estado; efectivos de la Policía Estatal de Oaxaca detuvieron a C. H. R., considerado presunto generador de violencia que operaba en las principales poblaciones del Istmo.


Fue puesto a disposición de la FGR.