SOY COORDINADOR DE LA POLICÍA TURÍSTICA: “EN ESTA VIDA TODO ES SACRIFICIO Y EL PREMIO SER FELIZ”

“Este no es mi fin, es mi inicio”, con esa convicción salió ileso aquella tarde de 2011, mientras el fuego cruzado podía cobrar la vida de alguno de los 10 elementos a su cargo,  cuando realizaban recorridos a pie, mientras fungía como mediador entre los comuneros de Sola de Vega y San Vicente Coatlán y comenzó la refriega por un añeja disputa agraria en esa zona de la Sierra Sur.

Hoy, a ocho años de distancia, después de estar adscrito a igual número de poblaciones con conflictos limítrofes  y como Coordinador de la Policía Turística, conformada por 70 elementos, el comandante Gilberto Saavedra de los Santos  afirma que llegar a la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO), es lo más bonito que le ha pasado, eso además de su familia y la música.

Su alta en la Policía Estatal ocurrió el primero de julio de 1994, por casualidad, ya que desde muy pequeño su vida la dedicó a la música y pensó que esa sería su única motivación, jamás imaginó que un día tendría que proteger su vida mientras veía  heridos caer en un grupo de 100 campesinos armados tirándose a matar.

Originario de  Ciudad Ixtepec en la región del Istmo de Tehuantepec, con 51 años de edad y el segundo de cinco hermanos, recuerda cómo apenas acariciaba un lustro de vida, ya tocaba las congas y sus manos adoloridas por la dureza de la piel de chivo con la que eran fabricadas, lo apremiaron para aprender a dominar la batería con “Los Géminis” el grupo que su padre Juan Saavedra creó y esa inspiración sonora es la que lo salvó durante largas temporadas lejos de los suyos, pero pendiente de la seguridad en Oaxaca. 

Bajista a los 15 años, actualmente tecladista sigue su pasión por la música  con su espectáculo “Saavedra y su guitarra mágica” y lo combina con su otra vocación: ser policía.  Inició su recorrido por la SSPO en el Centro Penitenciario de Santa María Ixcotel, luego en los módulos de revisión de taxis y siguió en el Palacio de Gobierno.

Candelaria Loxicha y Santiago Xanica, en la Sierra Sur; la zona limítrofe “El Manantial” que divide a Tamazulapan del Espíritu Santo y San Pedro y San Pablo Ayutla en la Sierra Norte; San José del Progreso en la Villa de Tututepec de Melchor Ocampo y Tataltepec de Valdés en la Costa, Santa María Guienagati, Santiago Astata y San Blas Atempa, del Istmo de Tehuantepec, forman parte de su carrera policial, donde le ha tocado estar en la línea de fuego y al mismo tiempo conocer personas y lugares que define como maravillosos.

Sus profundos ojos negros y su franca sonrisa, aminoran el efecto de su corpulento físico y su altura, sobre todo cuando habla de su esposa Patricia y sus hijos Karen, Martha y Gilberto, a quienes reconoce ha tenido que descuidar para proveerles de un mejor futuro, y alecciona: “es esta vida todo es sacrificio y mi premio es ser feliz”.

Con la Policía Turística, a quien dirige desde el primero de julio de 2017 con presencia en Valles Centrales, en Puerto Escondido y Huatulco,  afirma que ha tenido grandes satisfacciones y retos.

Aprender de la gente joven y practicar el respeto a la equidad de género y al trabajo diario de jefas de familia que integran la Policía Turística,  han sido cosas que ha puesto en práctica en una corporación que además de tener todos los conocimientos y experiencia necesarios para salvaguardar la seguridad de los oaxaqueños, se prepara diariamente para ofrecer un servicio extra: información turística a los visitantes locales, regionales y extranjeros.

Para el equipo que comanda no sólo se trata de guiar, sino de enseñar historia de Oaxaca, de sus edificios históricos, de sus tradiciones y cultura; también romper las barreras del idioma es por ello que ha centrado sus baterías en capacitar al personal en aprendizaje de la lengua extranjera, actualmente tres elementos han concluido su Licenciatura en Inglés, y dos de ellos ya dominan el idioma en un 90 por ciento.

Estar al frente de la Policía Turística es un constante reto, “nos distinguimos del resto de las corporaciones por el uniforme, pero tenemos un mismo propósito, hacer de Oaxaca un lugar mejor para vivir”, dice el comandante Gilberto, al afirmar que están en la vía de atender el llamado del gobernador, Alejandro Murat Hinojosa y aplicar las estrategias del Eje III “Oaxaca Seguro” que instrumenta la SSPO a cargo del capitán José Raymundo Tuñón Jáuregui.